Buena Práctica Casitas de la Alegría

Casitas de la Alegría. Mejora de las condiciones de vida y de empleo digno en la agricultura para familias migrantes a través de las cooperativas mediante fondos de cooperación internacional.

Lugar /cobertura geográfica

Zona de los Santos

Introducción

Cada año acuden a los Santos aproximadamente 15.000 migrantes que en su mayoría son familias completas de los pueblos indígenas ngäbe y buglé de Panamá y personas de Nicaragua, para desempeñarse como recolectores de café. Generalmente viven en situaciones precarias durante este tiempo, sufriendo diferentes problemas causados por el desplazamiento, como la falta de acceso a servicios básicos, viviendas precarias, alimentación poco nutritiva y el descuido de las niñas y los niños por el desempeño laboral.

La mano de obra que normalmente llega a las fincas de café de los productores tiene el siguiente origen:

50% nicaraguense

35% Ngabe Buglé

15% costarricenses

La Cooperativa de Caficultores y Servicios Múltiples de Tarrazú (Coopetarrazú) ha observado la necesidad de apoyar a sus asociados, los pequeños productores en crear condiciones mejores y empleo digno para estos recolectores. El problema principal identificado ha sido la falta de atención a las niñas y los niños que vienen con las y los migrantes. Los padres llevan a los niños al cafetal, donde están expuestos a diferentes riesgos, o en otras ocasiones los dejan en los alojamientos, donde igual están desprotegidos.

La “Casa de la alegría” es un centro de atención a los hijos e hijas de recolectores, donde les brindan atención integral, con buenos resultados: Aparte de la mejora de la situación de las niñas y los niños, este enfoque mejora el desempeño laboral de los padres, dejándoles mayores ingresos y apoya además a los productores facilitándoles mano de obra estable. La acción propuesta parte de esta experiencia con el objetivo de ampliar el enfoque, a través de implementar más “casas de la alegría” y ofreciendo más servicios para los migrantes recolectores de café.

En el 2016 la Alianza Coooperativa Internacional Mundial fue ganadora de los fondos de la Comisión Europea de la Unión EUROPEA., constituyéndose en uno de los proyectos más grandes a nivel mundial porque involucra Europa, Asia, África y América. Uno de los objetivos era fortalecer a los miembros de las oficinas regionales en construcción de proyectos, y de ahí se desprendió realizar un taller de una semana con cooperativistas de toda América sobre formulación de proyectos para obtener fondos de cooperación internacional. Allí participó INFOCOOP y CONACOOP mediante sus oficiales de proyectos.

Cuando surgieron los fondos de la Unión Europea la ACI se acercó al INFOCOOP, el departamento de Educación y Capacitación, conocedores del proyecto de Casitas de la Alegría de Coopetarrazú sugirieron la postulación de este proyecto. En el 2018 Coopetarrazú instaló y operó su primer Casa de la Alegría para atender 45 niños, en San Marcos, una de las 20 comunidades donde trabaja la cooperativa.

De esta forma, INFOCOOP y CONACOOP se convirtieron en asociados, Coopetarraú en cosolicitante y la ACI en solicitante y el proyecto

El 1 de abril del 2020 empezó el proyecto Casa de la alegría: Ampliación y difusión de un enfoque de mejora de las condiciones de vida y de empleo digno en la agricultura para familias migrantes a través de las cooperativas. En 2019 se operan 4 casas. En 2020 9 casas, para el 2021 esperan habilitar y operar 14 casas y en 2022 esperan habilitar y operar 19 casas.

Partes interesadas y asociados

Los beneficiarios finales son:

Las 20 comunidades receptoras de migrantes recolectores de café en la zona de los Santos que se benefician de la cohesión social y desarrollo territorial en la zona

Las familias migrantes recolectores de café (aprox. 15.000) en la zona de los Santos y en las regiones de los beneficiarios de subvenciones en cascada.

Impacto

Familias migrantes recolectores de café: se les ofrece cuido a sus niños y acceso a servicios básicos de apoyo social, lo que no tiene ningún costo para ellos, pero mejorará su ingreso y las condiciones en el territorio costarricense.

Niñas y niños menores de 13 años: recibirán atención integral en las casas de la alegría, la cual será culturalmente sensible, adaptando la alimentación, el cuidado etc. a las prácticas de las familias migrantes indígenas. Por lo tanto se mejorará la protección, los niveles de salud, el estímulo temprano y el desarrollo integral y sano de ellos y ellas.

Los productores: recibirán capacitaciones y sensibilización cómo crear empleo digno y cuáles son las oportunidades y servicios que les pueden prestar las instituciones públicas. Esto ayudará a mejorar el trato y las condiciones de los recolectores migrantes.

Los productores agroindustriales, especialmente las cooperativas tendrán acceso a un concepto práctico sobre cómo mejorar las condiciones laborales que ofrecen y organizaciones de base recibirán un apoyo financiero para comenzar su propio proyecto de empleo digno, como una “casa de la alegría” o similares.

Innovación

A través de la cooperación privado-público se busca la realización de los derechos de los migrantes y de crear empleo digno que además fortalecerá la sostenibilidad de los resultados de la acción. Además, la cooperativa consolidará una estrategia de atención integral, la cual le brindará una experticia en el tema para la implementación de nuevas iniciativas.

Factores de éxito

Se ha comunicado masivamente y esta comunicación ha permitido a la comunidad en general conocer el proyecto pero especialmente entender que debemos cuidar y generar iniciativas para proteger a las poblaciones migrantes y, en este caso, los menores que con ellos se desplazan.

Ahora en la zona de Los Santos sucede algo increíble, los productores se acercan a la cooperativa a consultar el proceso para instalar una Casa de la Alegría en su comunidad.

Limitaciones

Las familias migrantes recolectores de café generalmente son de escasos recursos y viven en pobreza, a causa de la migración y el desempeño en este tipo de trabajo. Cuando llegan a la zona se encuentran con niveles de salud debajo del promedio de la sociedad, siendo propensos a diferentes tipos de enfermedades y/o epidemias. Sufren de un desarraigo de su comunidad y por tanto un shock cultural, teniendo que adaptarse a la cultura receptora tanto en la alimentación como en costumbres e inclusive el idioma. La movilidad también provoca inestabilidad y desintegración familiar, en el grupo prevalece mucho el embarazo temprano y machismo, por lo cual las mujeres no tienen el acceso pleno a todos sus derechos, como por ejemplo sus derechos sexuales y reproductivos. Es inclusive difícil de acercarse a ellas para abordar temas de su interés. Un elemento importante para abordar es el desconocimiento de sus derechos laborales, sociales y culturales en el territorio costarricense, lo que causa una falta de acceso a servicios de apoyo social y de salud. Cuando llevan a sus niños a los cafetales esto les limita el desempeño laboral y reduce los posibles ingresos, ya que se paga por peso de café cortado.

Las niñas y los niños que vienen con estas familias generalmente están bajos en peso y talla y cuando permanecen todo el día en el cafetal, suelen padecer de enfermedades de piel, estomacales y resfríos. Es un grupo sumamente vulnerable, expuesto a diferentes riesgos por falta de protección como riesgos de accidentes o amenazas por terceros. Generalmente no tienen acceso a educación o estimulo temprano o espacios de esparcimiento y diversión.

Los productores de café también tienen una baja escolaridad y se encuentran en una situación crítica financiera por el precio del café en el mercado global. Por tratarse en su mayoría de productores propietarios de minifundios no pueden proveer los servicios y las condiciones necesarias a las y los migrantes recolectores. Además, les falta sensibilización en su responsabilidad social y como empleador. Muchas veces no conocen la legislación laboral y sus derechos, obligaciones y oportunidades como empleador. Algunas fincas están muy retiradas, que dificulta el acceso a las comunidades.

Lecciones aprendidas

·  El concepto de Casas de la Alegría se cimenta en el modelo cooperativo, lo cual constituye un reto de movimiento cooperativo.

·  Con el nacimiento de este concepto se evidencia de que las cooperativas son organizaciones altamente eficaces para el desarrollo económico, social, cultural con capacidad plena de ser inclusivas y generar bienestar para todas las poblaciones territoriales y sin límite de fronteras.

·  Es una iniciativa de alto impacto en el aporte a los ODS y la agenda 2030.

·  Es un modelo digno de ser visibilizado y replicado a nivel nacional e internacional

Replicar y/o escalar

Participan diferentes entre ellos las Municipalidades, el Ministerio de Salud, el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), el Patronato Nacional de la Infancia (PANI), los Centros de Educación y Nutrición y los Centros Infantiles de Atención Integral (CEN-CINAI), la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS). Además, se cuenta con el apoyo del Instituto del Café de Costa Rica (Icafe), el cual está dispuesto a compartir los avances que ha obtenido en la incidencia hacia el aseguramiento de los recolectores en la CCSS. En cuanto a otro tipo de instituciones (privadas e internacionales) se ha buscado la colaboración con Unicef, que acompañó el proceso anterior y está dispuesto a acompañar el proceso de ampliación, Fair Trade International que está dispuesto a intercambiar sus experiencias en proyectos similares en otros países Centroamericanos, la OIT (Organización Internacional de Trabajo), la cual podrá compartir su enfoque de trabajo MYCOOPS y otras sensibilizaciones y capacitaciones para crear empleo digno. Además, se prevé involucrar a varias cooperativas afiliadas o no a Cooperativas de las Américas las cuales a través de sus estrategias de responsabilidad social producto de los principios cooperativos, deben crear empleo digno y velar por los derechos humanos y laborales.

Conclusión

En Coopetarrazú entienden que las cosechas dependen en alto grado del esfuerzo que realicen los productores y sus trabajadores.

La gran masa laboral para recolectar el café es mano de obra migrante, generar proyectos que ayuden a su continua llegada y que su permanencia sea segura y placentera debe ser una prioridad para todos.

Hoy en día, en Costa Rica todos estamos preocupados si los migrantes no se integran a la recolección de café, un indicio más que debemos preocuparnos y ocuparnos para que sus condiciones y la de sus familias sea la correcta y justa.

Contacto

Sonia Acosta Melgar, asistente ejecutiva de Educación y Capacitación del INFOCOOP

macosta@infocoop.go.cr

Recursos relacionados

INFOCOOP. (2020, 1 octubre). Video [Publicación de Facebook]. Facebook. https://fb.watch/v/1iSx5JB4O/

Coopetarrazú. (2020, 8 abril). Facebook [Facebook]. Facebook. https://www.facebook.com/CoopeTarrazuRL/posts/3921555311260503?__cft__[0]=AZUcqgoLn49sE3MCM62bPkxXZTyNkyZhLm49w_7MHrkO-oDaVJtVygTcefaq_dc1goALP9xcpBkkgG8k1aVdpEjWw-TgzRHmHJCRmufAS96E5PZav-fvO2dD65ugfD24iI-70GitvOFvN72yTM03jzY4dl6JR7i6x8rLHyE17OPciPUmpnF74oM_b2vTLr09Eyc&__tn__=%2CO%2CP-R

ACI América. (2021, 24 marzo). Foro Virtual «Trabajo Decente y Productivo desde las Cooperativas Agrícolas» [Facebook]. Facebook. https://www.facebook.com/watch/live/?v=3886447214754866&ref=watch_permalink

Contribución a los Objetivos de Desarrollo Sostenible:

¡Siga a
Coopetarrazú!